Ecoturismo Agroturismo Turismo Rural Ecológico Casas Rurales con niños
 
Zona Privada
Acceso al área privada de la web
 
 

La artesanía ha sido el origen del proyecto y acompaña con cerámica y lana las demás actividades de la granja

 

Taller Trisquel - Platos de Billaviciosa

El Taller Trisquel se creó en 1986 en Argüeru, iniciando con la alfarería el proyecto de La Quintana de la Foncalada.

Las piezas producidas por el taller se caracterizan por su orientación generalmente utilitaria que se puede observar en elementos de uso doméstico en las cocinas, los baños y otros espacios de los alojamientos, con el objetivo de integrar la tradición alfarera de la comarca utilizando nuevos materiales que mejoran su calidad. 

Desde hace años y como consecuencia de una excavación arqueológica, se inició en nuestro taller un proceso de recuperación de formas y decorados del antiguo alfar de Lliñeru (Villaviciosa) del siglo XVIII, extinguido hace más de un siglo. 

A partir de restos hallados en la excavación (escudillas, platos, fuentes, cazuelas,...) se realizan vajillas, lavabos, fregaderos, azulejos,... tipo Lliñeru, con el propósito de hacer de nuevo realidad aquella cita de José Manuel Feito (Cerámica Tradicional Asturiana) en la que un testamento de 1789 se habla de "Quatro escudillas de barro (...) dos platos y otro plato de Billaviciosa" 

En el Taller Trisquel se imparten a la demanda cursillos de iniciación y perfeccionamiento, y cuenta con exposición permanente.

Sabemos con seguridad que los astures tenían ovejas, además de por los restos arqueológicos conservados en algunos castros, a través de dos citas de autores clásicos: una, recogida en el Edictum Diocletiani de Pretiis Rerum 25, en el que se menciona la lana "Asturicensis", y otra, en el Libro III de la Geographika de Estrabón (H. 29-7 e.C.) en donde se habla del "sagus" o túnica que acostumbraba a llevar este pueblo, de lana negra, pues ese era el color que tenían sus ovejas. 

La lana de las razas más primitivas como la Xalda y otras especies afines del tronco celta es bastante particular y muy diversa: consta de varios tipos de fibras de diámetro y largo variables. Esta variedad del vellón de la Xalda se aleja mucho de la uniformidad buscada por la industria textil.

Las razas ovinas "mejoradas" y "modernas" han sido seleccionadas buscando esa uniformidad. Nuestra Xalda como las demás variedades primitivas nunca fueron modificadas/mejoradas manteniendo sus cualidades y diversidad de origen.

En 2018 se conforma el grupo de laneras del ecomuséu con el objetivo de recuperar la tradición lanera y poner el valor la singularidad de la lana de la oveya Xalda, realizando talleres y producciones artesanas.